Gamesa Corporación Tecnológica obtuvo en el primer semestre de 2006 un beneficio neto consolidado de 187 millones de euros, un 163% más que el logrado en el mismo período del año anterior, contando en estas cifras con la contribución que ha tenido la venta de las divisiones de aeronáutica y servicios.
Por lo tanto, según informó la compañía en un comunicado, este aumento del beneficio neto se ha debido, en gran medida, a la desinversión realizada en las actividades Aeronáutica y Servicios Avanzados, que han permitido a Gamesa crear las bases de crecimiento y rentabilidad en Energías Renovables. Los ingresos obtenidos por ambas operaciones ascienden a un total de 225 millones de euros, equivalentes a un beneficio de 124 millones de euros, además de permitir la desconsolidación de 315 millones de euros de deuda financiera. La compañía facturó 897 millones de euros en los seis primeros meses del año, un 27% más que en el mismo período del ejercicio 2005. El EBITDA creció un 7% respecto al primer semestre de 2005, alcanzando los 147 millones de euros.