Las acciones de Gamesa suman un 1,41 por ciento, hasta los 28,06, mientras que las de Iberdrola se revalorizan un 0,55 por ciento, para colocarse en los 45,10 euros en un contexto de ligera recogida de beneficios en el Ibex 35. Ambas compañías se ven impulsadas después de que Deutsche Bank haya elevado su precio objetivo: el de Gamesa a 34 euros y el de Iberdrola a 51.