General de Alquiler de Maquinaria SA levantó el pie del acelerador en el segundo trimestre del año pero aún así tanto sus ventas como el EBITDA registraron crecimientos del orden del 50% entre enero y junio, manteniéndose en el buen camino para conseguir sus objetivos anuales. El grupo asturiano facturó 187,8 millones hasta junio, un 48% más que un año antes, gracias al peso de la obra civil (46% del total), a su diversificación (las áreas de industrial, energía, eólico, verde, puertos, vías,eventos y Servigam aportaron el 33%), y a las mayores ventas en el exterior. Si se anualizan las ventas de Vilatel y Viasolo (compradas en el 2007), la cifra de negocio aumenta un 19%, en línea con el objetivo del 20% para todo el año. El EBITDA del grupo aumentó un 51% a 80,8 millones de euros, mejorando el margen sobre ventas 1 punto porcentual al 43% gracias a la mejor gestión de costes y de apalancamiento operativo. El beneficio neto aumentó un 4,3% a 14,8 millones de euros.