La petrolera portuguesa Galp Energia está estudiando la compra de los 600.000 puntos de suministro puestos en venta por la compañía española Gas Natural, dijo el consejero delegado de Galp, Manuel Ferreira de Oliveira, el viernes.  Sin embargo, la compañía no está interesada en hacerse con ninguna de las centrales eléctricas que Gas Natural ha puesto en venta, afirmó el consejero delegado en un encuentro con periodistas.