El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, aseguró hoy en un encuentro celebrado en Bilbao con los 200 principales directivos de la compañía que el proyecto industrial actual de la empresa garantiza un "crecimiento sostenible en el que ganan todos".
La intervención de Sánchez Galán ante los directivos se produce un día antes de la junta general de accionistas de Iberdrola, que se celebrará mañana en el Palacio Euskalduna y que este año ha generado expectación por el interés del principal accionista, ACS (12,7%), por entrar en el consejo y por el rechazo de la eléctrica a esta medida por considerar que la constructora es competidora directa en el negocio de la energía.

En el encuentro, el presidente de Iberdrola agradeció a los directivos su trabajo. "El éxito conseguido por la compañía se debe, fundamentalmente, a las personas que día a día habéis dedicado lo mejor de vosotros mismos a un proyecto industrial de crecimiento sostenible en el que ganan todos", aseguró.

Sánchez Galán recordó el proceso de internacionalización de la compañía durante la última década y recordó que las inversiones entre 2008 y 2012 ascenderán a 18.000 millones de euros. Esta partida irá destinada en buena parte a mantener el crecimiento orgánico y consolidar su expansión.

El presidente de la eléctrica señaló que, "a lo largo de la presente década, el sector va a verse impulsado por tres vectores que van a generar nuevas oportunidades y necesidades de inversión", que son "la seguridad del suministro y la reducción de la dependencia energética; la protección del medio ambiente y la competitividad, asociada a la eficiencia energética y la innovación".

"Tenemos por delante un escenario con retos y oportunidades que, si sabemos gestionar tan bien como hasta ahora, nos va a permitir seguir creando valor para todos nosotros y para los accionistas, clientes, proveedores y sociedad", señaló.

En los próximos años, dijo, Iberdrola apostará por la eólica 'offshore', ámbito en el que se ha adjudicado, junto a la empresa sueca Vattenfall, los derechos para construir un parque de hasta 7.200 megavatios (MW) de potencia instalada en Reino Unido. Además, instalará 3.000 nuevos megavatios hidráulicos en los próximos años.

Junto a esto, explicó que la Torre Iberdrola de Bilbao, la nueva sede de la compañía, estará finalizada en 2011. Este nuevo edificio ha requerido una inversión de 200 millones de euros.