El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, calificó hoy el estreno bursátil de la filial de renovables de la compañía como "un éxito", a pesar de que hoy "no es precisamente un día muy adecuado", dada la tendencia bajista del Ibex.
Sánchez Galán indicó que de los 420 fondos institucionales de inversión que han acudido a la oferta pública de suscripción de acciones (OPS), "más del 80%" ya formaba parte del accionariado de Iberdrola. Esta circunstancia demuestra que los actuales accionistas "están contentos", afirmó el presidente de la compañía, quien predijo que los precios de la energía mantendrán su tendencia alcista. Además, destacó que de los cinco principales fondos internacionales interesados en la oferta, tres son estadounidenses, sin precisar ningún nombre concreto. Para el directivo, la salida a bolsa de la filial de renovables supone la "culminación" de varios años de trabajo de la compañía, en los que logró "anticiparse al sector" y adoptó una "visión acertada" al apostar por las tecnologías respetuosas con el medio ambiente. Según dijo, Iberdrola Renovables es un "líder mundial eólico" con un proyecto y un precio de salida a bolsa "muy atractivos". La filial, recordó, no ha tenido que modificar sus tramos iniciales asignados a cada uno de los tres principales grupos de accionistas: particulares, institucionales nacionales e institucionales internacionales. Iberdrola Renovables dispone de una cartera de energía eólica de más de 7.3000 megavatios (MW), así como unas "inigualables perspectivas de crecimiento en el futuro", señaló Sánchez Galán, quien recordó que la cartera de proyectos incluye 40.000 MW. Por su parte, el consejero delegado de Iberdrola Renovables, Xabier Viteri, indicó a un grupo de periodistas que los negocios del grupo en Estados Unidos no se verán afectados por la devaluación del dólar, sino al revés, ya que la situación actual permite invertir más barato y, con la futura apreciación de la moneda estadounidense, recuperar esta inyección. ESTRENO EN BOLSA. La compañía debutó hoy en el parqué a las 12.00 horas, con una puesta en escena que incluyó el toque tradicional de campana, la decoración en verde del parqué madrileño y un pequeño molino eólico. El precio inicial fue de 5,25 euros, un 0,94% menos que los 5,3 euros por título pagados por los inversores que acudieron a la OPS. A las 13.30 horas, la cotización de la empresa en el Mercado Continuo era plana, frente a las caídas del 2,06% del Ibex y del 2,2% de su matriz. Hasta esa hora, el precio de los títulos de la empresa de renovables oscilaba entre los 2,29 y 4,97 euros, y el volumen de negociaciones ascendía a 107 millones de acciones. El precio de salida de hoy supone valorar la nueva compañía 22.176,7 millones de euros, frente a los 22.388 millones de euros que arrojaba el precio establecido en la OPS.