Los futuros del crudo pusieron a prueba los 71 dólares/barril el miércoles a primera hora en Londres, invirtiendo las caídas sufridas durante la sesión asiática, debido al ajuste de posiciones de los corredores antes de la publicación de importantes datos económicos y petroleros, afirman los analistas.