Ayer a las once de la noche, CajaAstur y Cajamar se sumaron al pacto para refinanciar Habitat, dejando sola a la banca extranjera que se negaban a suscribir el pacto.Con la suma de Deutsche Bank y Rabobank, tan sólo el 1,7% del crédito sindicado no ha pactado la refinanciación,
para la que apenas quedan horas.Habitat, presidida por Bruno Figueras, es la quinta inmobiliaria de España y suscribió un crédito sindicado para la compra de Ferrovial Inmobiliaria hace más de un año, que luego no pudo devolver en las condiciones pactadas por el giro del mercado residencial.El acuerdo se había diseñado de manera que el grupo de 38 bancos acreedores de Habitat le permitiría a esta sociedad devolver el principal del crédito en 2010, dando un amplio período de carencia para contar con un respiro financiero en un momento de caída de las ventas de residencial.Habitat, además, contaría con Ferrovial, que controla un 20% de su capital, que se ha comprometido a comprar activos de Habitat por valor de unos 100 millones de euros y convertir en participativo un crédito sindicado de 250 millones de euros.