El grupo de servicios funerarios Funespaña ha logrado un beneficio neto en el primer trimestre del año de 1,2 millones de euros. La cifra representa un incremento del 39,5% respecto al mismo periodo de 2006. Este incremento del resultado se ha basado en el aumento de los ingresos y en la contención de los gastos de explotación.
La cifra de negocio ha crecido el 4,1% hasta alcanzar los 21,4 millones de euros, mientras que el resultado de las actividades continuadas fue de 2,1 millones, el 27,8% más elevado. Funespaña inauguró en el primer trimestre los tanatorios de El Perelló y Pozuelo, situados en las provincias de Tarragona y Madrid, respectivamente, y ha resultado adjudicataria de la concesión del tanatorio y cementerio de Villanueva del Pardillo, también en la Comunidad de Madrid.