El grupo de servicios funerarios Funespaña obtuvo en los primeros nueve meses del año un beneficio neto atribuible de 480.000 euros, cifra que casi cuadruplica la registrada en el mismo período de 2006. El importe neto de la cifra de negocio ascendió a 58,9 millones, un 3,4% más, mientras que el resultado de las actividades continuadas se situó en 2,3 millones, un 74,2% por encima. Los socios externos aportaron al grupo unas pérdidas de 1,8 millones.