La Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) constata que la estrategia financiera de los hogares españoles entre 1994 y 2007, basada en volcar su patrimonio en la compra de viviendas no ha sido "prudente" ni "adecuada", y propone "flexibilizar" el funcionamiento del mercado del alquiler para aumentar su peso. Según el estudio incluido en el último número de su revista Panorama Social, la Fundación indica que ocho de cada diez euros del patrimonio de las familias estaban invertidos en vivienda en 2007, y más de ocho de cada diez viviendas estaban ocupadas en régimen de propiedad (86%, frente a un media de 67% en la UE-27). A su juicio, la elevada concentración de la riqueza en vivienda es contraria a la "prudencia" financiera en cuanto que la diversificación y distribución de los riesgos se considera como una forma fundamental de la conducta de los agentes económicos.