La empresa de electrónica japonesa Fujitsu ha registrado unas pérdidas netas de 9.340 millones de yenes (86 millones de dólares) durante el primer semestre fiscal, entre abril y septiembre. Fujitsu achaca el mal resultado a una serie de cambios en los procedimientos contables que, de no haberse puesto en marcha, habrían supuesto un beneficio neto de 7.600 millones de yenes (70 millones de dólares), aún así mucho menor a los 14.850 millones de yenes (136 millones de dólares) del ejercicio anterior. El beneficio por operaciones de la compañía entre abril y septiembre ha sido de 43.930 millones de yenes (403 millones de dólares), una caída del 13,2% con respecto al mismo período del anterior ejercicio fiscal.