El Banco de Francia prevé un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) francés de sólo un 0,3% en el segundo trimestre del año, según su primera estimación publicada hoy. Esa progresión marcaría una clara desaceleración tras el crecimiento del 0,6% registrado en el primer trimestre, según los datos provisionales divulgados la semana pasada por el Instituto Nacional de Estadística (INSEE).