Francia podría aplicar una 'ecotasa' a partir de enero de 2010 si el Gobierno acepta las propuestas del informe elaborado por el ex primer ministro Michel Rocard, actual presidente de un grupo de expertos sobre la llamada contribución clima-energía (CCE), que plantea gravar con 32 euros la tonelada de CO2 emitida a la atmósfera el año que viene y con 100 euros en 2030, según desvela el diario económico 'Les Echos'. En el documento, que será entregado al Ejecutivo este viernes 24 de julio, se proponen compensaciones "parciales y transitorias" a los hogares más modestos o las familias numerosas y no excluye compensar de forma limitada a los profesionales más afectados, como camioneros o agricultores. El Gobierno francés quiere incorporar la medida en el presupuesto de 2010 pero duda acerca del nivel de la contribución.