El Gobierno francés considera que no hay que poner medidas suplementarias en el plan contra la crisis diseñado a comienzos de año, que está operando ya para permitir la recuperación económica, señaló la ministra de Economía, Christine Lagarde. "No necesitamos añadir abono al crecimiento que germina actualmente", afirmó en una entrevista publicada hoy por "Les Echos" Lagarde, que recordó que "ni el Fondo Monetario Internacional, ni la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), ni la Comisión Europea piden más relanzamiento". La ministra dijo que es "personalmente favorable" a que se hagan públicas los resultados de los "test de resistencia" de los bancos europeos, como se está haciendo con los estadounidenses, aunque matizó que "un enfoque coordinado tendría mucho sentido".