Un tribunal de la Unión Europa ha respaldado la decisión de la Comisión Europea de que la francesa debe devolver 1.100 millones de euros en ayudas estatales. Frances Telecom y el gobierno francés apelaron la decisión de la comisión en agosto de 2004 respecto a ayudas a través de exención de impuestos a sociedades.