France Télécom, que acaba de lanzar sus servicios de telefonía móvil en Armenia para lo que ha invertido cerca de 100 millones de euros, ha firmado el acuerdo definitivo para fusionar su filial Orange en el Reino Unido con la de Deutsche Telekom en ese mismo país.
El presidente de France Télécom, Didier Lombard, acudió al inicio ayer de las operaciones en Armenia, donde la compañía confía en aprovechar "importantes perspectivas de crecimiento" pese a que la tasa de penetración del móvil en ese país se sitúa en el 80%, explicó el grupo francés en un comunicado.

Por otro lado, el grupo francés rubricó ayer, junto a Deutsche Telekom, los acuerdos definitivos para unir sus respectivas filiales en el Reino Unido, Orange UK y T-Mobile UK respectivamente, y crear una nueva empresa en la que cada uno tiene un 50%, señaló France Télécom en otro comunicado.

Esos acuerdos, anunciados el pasado 8 de septiembre, deben ser ahora aprobados por los órganos directivos de las dos empresas y recibir el visto bueno de las autoridades de la competencia, con lo que la operación debería estar cerrada durante el primer semestre del año próximo.

El director general de la compañía francesa, Gervais Pellissier, puso el acento en que se trata de "una etapa importante en nuestro proyecto para construir una plataforma de primer plano en el Reino Unido capaz de obtener sinergias operativas significativas y ofrecer los mejores servicios en el mercado en términos de innovación y de calidad".