El grupo de telecomunicaciones francés France Télécom considera que la separación funcional de las redes y servicios de telecomunicaciones que propondrá la Comisión Europea, así como el regulador europeo, no favorecerán ni la competencia ni las inversiones en el sector en la UE. Así se ha pronunciado el responsable de asuntos legales del grupo, Jacques Champeaux, en una rueda de prensa en la que ha dicho tener "una mezcla de sensaciones" sobre la propuesta que presentará la Comisión Europea la próxima semana para el sector, que incluirá crear una autoridad comunitaria que regule las políticas nacionales . Su sensación es que el Ejecutivo comunitario ofrece un mensaje para "favorecer la competencia" del sector mediante una regulación "que flexibilice su gestión", "pero por otro lado no confía" en la capacidad del mismo en ser más competitivo.