La Generalitat de Catalunya ha alcanzado un principio de acuerdo con France Telecom para la venta del 25% que el gobierno catalán tenía en la operadora de telecomuniciones Al-Pi por 29,3 millones de euros, informa la francesa en un comunicado colgado en la página web de su filial Orange. France Telecom poseía anteriormente el 75% del grupo catalán, con lo que tras la compra será titular del 100% de Al-Pi. La Generalitat obtendrá 17 millones en efectivo, que destinará a la construcción de infraestructuras de telecomunicaciones. Además, obtendrá una serie de infraestructuras y derechos de uso valorados en 12,3 millones, añade.