Fortis niega que haya desacuerdo con Royal Bank of Scotland (RBS) sobre el eventual reparto de los clientes corporativos del ABN Amro en los Países Bajos, tal como publicaba The Sunday Telegraph este fin de semana. La semana será clave en la puja sobre ABN Anro, ya que tanto Barclays como el consorcio del que forma parte el Santander –junto con RBS y Fortis- aguardan a lo que decida el Supremo holandés para “mover ficha”. El alto tribunal debe decidir si la venta de La Salle a Bank of América fue legal, lo que decantará la OPA sobre ABN Amro hacia uno u otro lado.
El consorcio formado por RBS, Fortis y Santander presentó una oferta conjunta por ABN Amro de 71.100 millones de euros, el 79 por ciento en efectivo, que compite con otra de Barclays de 65.000 millones de euros en acciones. Según The Sunday Telegraph, los documentos depositados ante el regulador estadounidense parecen indicar que RBS y Fortis no han concretado el reparto de la cartera del negocio corporativo de ABN en Países Bajos. Sin embargo, una portavoz de Fortis califica de especulación esta información. El consorcio habría acordado que RBS se quedaría con el negocio corporativo internacional de ABN, mientras que Fortis se quedaría con el negocio de los clientes neerlandeses. Los tres bancos tienen hasta el 23 de julio para presentar al regulador holandés su oferta por ABN. Barclays cuenta con el mismo plazo.