El fabricante estadounidense de automóviles Ford ha vendido su planta de ensamblaje de Hapeville, en la ciudad de Atlanta (Georgia), a la empresa Jacoby Development, que la convertirá en un centro de aviación, con tiendas, oficinas, restaurante, hotel y zona de aparcamiento de aviones, ha informado Ford en un comunicado. La multinacional que preside William Clay Ford ha explicado que ha trabajado junto con el Ayuntamiento de Hapeville, con el Aeropuerto Internacional de Harstfield-Jackson y con la Administración Federal de Aviación para "asegurar el buen uso" de este recinto, de cerca de 500.000 metros cuadrados.