El grupo automovilístico Ford vendió 109.939 vehículos en el mercado estadounidense durante el pasado mes de septiembre, lo que representa una reducción del 5,8% respecto al mismo mes de 2008, informó hoy la compañía. Este descenso de las matriculaciones, que sucede a los incrementos del 2% y del 17% registrados en julio y agosto, respectivamente, se explica por el fin del programa de ayudas a la compra conocido como 'cash for clunkers' (dinero por chatarra), que expiró a finales de agosto. Con ello, en los nueve primeros meses del año las ventas de la multinacional con sede en Dearborn (Michigan) en su mercado doméstico se situaron en 1,19 millones de unidades, lo que se traduce en una disminución del 22,3% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.