El grupo automovilístico Ford vendió el pasado año en Estados Unidos un total de 1,68 millones de vehículos, lo que representa una disminución del 15,4% en comparación con 2008, anunció hoy la corporación. Pese a este descenso, la compañía del óvalo consiguió cerrar el ejercicio con una cuota de penetración del 15%, lo que supone ganar un punto en comparación con 2008. Se trata del primer incremento de cuota de mercado registrado por Ford desde 1995.