El fabricante estadounidense de automóviles Ford tiene intención de reducir a casi la mitad el número de sus proveedores de componentes a finales de año en Estados Unidos, como parte de la estrategia de la empresa de reforzar su base de suministro, según informó hoy el vicepresidente de Compras Globales de la empresa, Tony Brown. Brown explicó que su empresa tiene previsto identificar 850 proveedores que serán los elegidos para el suministro de piezas para la compañía en el futuro, lo que supondrá una fuerte reducción en comparación con las 1.683 empresas auxiliares con las que tiene una relación comercial en la actualidad.