Ford dijo hoy que el nuevo convenio colectivo aprobado por sus trabajadores le ahorrará 500 millones de dólares al año y le permitirá igualar los costes de los fabricantes asiáticos que operan en Estados Unidos.

El lunes, el 59% de los empleados de Ford aprobaron modificaciones al convenio colectivo que incluyen la congelación de los salarios, el recorte de las prestaciones sanitarias y el permiso para que las contribuciones de la empresa al fondo que financiará los costes sanitarios se puedan hacer en acciones.

Las "modificaciones" introducidas al Convenio Colectivo del 2007 ayudarán a que la compañía alcance la paridad con los fabricantes extranjeros, lo que conllevará "ahorros anuales y eficiencias" dijo la compañía durante una conferencia telefónica con analistas y periodistas.