El Ministerio de Fomento prevé poner en marcha obras de renovación y mejora de 1.137 kilómetros de tramos de las autovías más antiguas, las de primera generación, con las que, según sus datos, se garantizarán 14.000 puestos de trabajo. Se trata de una de las actuaciones del plan que el titular del Departamento, José Blanco, anunció hoy para "anticipar y acelerar" la ejecución de obras públicas que "favorezcan la actividad y liquidez de las empresas, y contribuyan a la creación de empleo", con el fin último de contribuir a atajar la actual crisis económica. El impulso a la primera fase del denominado 'plan renove' de las autovías de primera generación, puesto en marcha en la Legislatura anterior, pasa por licitar antes de que acabe el verano los contratos de mejora y posterior mantenimiento de dos tramos, correspondientes a las autorías A-3 y A-4, respectivamente, y que suponen 137 kilómetros y una inversión de 510 millones de euros.