Japón ha "respondido con fuerza" a su peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial pero tiene que seguir dispuesto a hacer más para estimular el crecimiento, dijo el miércoles el Fondo Monetario Internacional. El Banco de Japón debe seguir siendo "acomodaticio" y el Gobierno debe estar preparado para aumentar su plan de estímulo, ya bastante importante, señaló el FMI en un comunicado tras finalizar sus consultas con el gobierno japonés. A pesar de las decididas medidas del gobierno japonés hasta ahora, "la perspectiva sigue siendo incierta", señaló el FMI. "Se prevé que se produzca una recuperación sostenida en 2010", aunque los precios seguirán bajando ligeramente hasta 2011.