El fabricante de piscinas Fluidra ha acordado solicitar su salida a bolsa para obtener una mayor visibilidad y tener acceso a los mercados de capitales españoles e internacionales, informó la compañía. Citigroup, Banco Sabadell y Banco Santander son las entidades financieras que asesoran en este proceso a la multinacional especializada en el diseño y producción de piscinas, y en la fabricación de soluciones para el tratamiento de agua y de sistemas de riego.
El estreno en el parqué de Fluidra permitirá a la compañía "obtener mayor visibilidad en los mercados en los que opera y reforzará su competitividad", a juicio del grupo. La compañía, con sede en Sabadell (Barcelona) y una plantilla de 3.600 personas repartida entre 152 delegaciones, incorporó recientemente a su consejo de administración a tres consejeros independientes, Kam Leong, Richard Cathcart y Juan Ignacio Acha-Orbea, como paso previo a su salida a bolsa y siguiendo las recomendaciones incluidas en el código unificado de buen gobierno. El consejo está encabezado por Joan Planes, presidente y fundador del grupo; el consejero delegado, Eloi Planes; cuatro representantes del resto de socios accionistas, y las nuevas incorporaciones. El grupo, que cambió su denominación el pasado mes de septiembre -de Aquaria a Fluidra-, está presente en 30 países, dispone de 39 plantas de producción y distribuye sus productos en más de 170 países. Fluidra obtuvo una facturación de 390,5 millones de euros en el primer semestre del año, lo que representa, en términos comparables, un incremento del 20% en relación al mismo período de 2006. El beneficio neto de Fluidra desde enero a junio de 2007 ascendió a 33,7 millones de euros, lo que supone un alza del 26,7%, mientras que el Ebitda -beneficio operativo bruto- alcanzó los 71,8 millones de euros, con un incremento del 19,6%.