La agencia internacional de calificación Fitch Ratings ha rebajado la calificación crediticia de Bancaja a largo plazo, mientras que confirmó sin variación la calificación a corto plazo, según informó hoy la entidad financiera. De esta forma ya son tres las agencias que han rebajado la calificación de la caja valenciana, ya que antes que Fitch lo hicieron Moodys y Standard&Poors. En concreto, Fitch Ratings actualizó la calificación de Bancaja como emisor a largo plazo en "A" (calidad buena con moderada sensibilidad en un entorno adverso) desde "A+" con perspectiva estable.
Asimismo, Fitch confirmó sin variación la calificación a corto plazo en "F1" (calidad extrema) y la calificación individual en "B" (calidad pobre). En consecuencia, Fitch situó la calificación de la deuda senior emitida de Bancaja en "A", desde "A+", de la deuda subordinada en "A-" desde "A" y de las participaciones preferentes en "BBB+" (calidad aceptable) desde "A-". La agencia también ha rebajado el rating de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) por su elevada exposición a los sectores inmobiliario y de la construcción, y a Banco de Valencia por estar participado por Bancaja, que es su principal accionista con el 38,4% del capital.