Fitch ve con buenos ojos el plan europeo para reintroducir algún tipo de garantía pública a las emisiones de deuda de la banca, para evitar que la vuelta de tuerca sobre la solvencia acabe estrangulando el crédito.

En la Cumbre del pasado miércoles, en la que las autoridades europeas establecieron los nuevos y más duros criterios sobre la solvencia de la banca, también se planteó la posibilidad de volver a introducir un esquema de garantía para la deuda emitida por las entidades financieras. La Autoridad Bancaria Europea (EBA) y el Banco Central Europeo (BCE) están explorando las opciones sobre cómo implementar este plan de forma coordinada en toda Europa.

Según Fitch, esta idea es positiva, ya que ayudando a los bancos a financiarse, se ayudaría a reactivar el crédito. Aunque, la agencia de ráting matiza que, para que las garantías sean efectivas, deberían ser colectivas, ya que la confianza del mercado en algunos países es escasa, así que algunos bancos no tendrían demasiadas ventajas en que su Gobierno le avale las emisiones.

Los analistas de Fitch subrayan que la intención de los gobernantes europeos es aliviar las dificultades de financiación de la banca para compensar el efecto que tendrá sobre la concesión de crédito las necesidades de recapitalización impuesta al sistema. Muchas entidades han dejado claro que, para alcanzar las nuevas exigencias de solvencia (una ratio de capital principal del 9% para el próximo juni