La agencia crediticia rebaja de nuevo el rating de la deuda griega hasta situarla en BB+ con perspectiva negativa.
Según han comunicado fuentes de la agencia, a pesar de que el comportamiento de la economía y la política fiscal han mejorado las expectativas, su gran deuda pública sigue dejando al país en una situación muy "vulnerable".

Según el ministerio de economía griego, esta nueva rebaja de su rating "no puede justificarse" dados los esfuerzos realizados por el país.