La agencia de calificación Fitch reduce el rating de emisor a largo plazo (IDR) de Irlanda en divisa nacional y extranjera desde "A+" hasta "BBB+", con perspectiva "estable" debido al coste fiscal adicional provocado por la reestructuración.



La agencia de calificación crediticia Fitch ha rebajado el rating de emisor a largo plazo (IDR) de Irlanda en divisa nacional y extranjera hasta  "BBB+" desde "A+", aunque con perspectiva "estable".

Fitch también confirmó que el IDR de Irlanda a corto plazo en divisa extranjera bajó del nivel "F1" al "F2", según un comunicado de la agencia. Fitch asegura que los recortes de calificación aluden el "coste fiscal adicional" provocado por "la reestructuración y apoyo" del sistema bancario nacional en el plan de garantía estatal para su "deuda y depósitos", el equivalente, recuerda, "al 95% del Producto Interior Bruto (PIB)".