La agencia de calificación crediticia Fitch ha rebajado el ráting de la constructora OHL desde 'BB+' a 'BB-', nivel considerado de 'alto rendimiento' o 'bonos basura', con perspectiva negativa como consecuencia de su preocupación sobre el perfil de su modelo de negocio.
"OHL es esencialmente una compañía de construcción que se ha apalancado en los recientes años para financiar participaciones en concesiones relativamente inmaduras", explica Fitch. En opinión de la agencia, esto expone a la compañía a grandes riesgos que se reflejan mejor en un ráting 'BB-'. "Estos riesgos incluyen un excesivo apalancamiento, limitada capacidad de desapalancamiento y salidas de capital netas adicionales en concesiones", añadió Fitch.

La agencia opina que el grado de apalancamiento de OHL es excesivamente elevado, lo que queda demostrado en el incremento de sus ratios deuda/Ebitdar, y augura que éste se incrementará adicionalmente en 2010-11 debido a la debilidad de los mercados y a las proseguidas fuertes inversiones en concesiones.

Además, según destaca Fitch, la capacidad de desapalancamiento de OHL parece limitada, en parte debido a la debilidad de las condiciones de los mercados de construcción clave de la compañía, como España.