La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha confirmado su 'rating' de "calidad extrema" para España, tanto para emisiones de deuda en euros, como en divisa extranjera y en ambos casos con perspectiva "estable". "El 'rating' 'AAA' para España está respaldado por su sólida evolución económica, la rápida convergencia de los ingresos, la fortaleza de las finanzas públicas y la 'salud' de su sistema bancario", señala la firma financiera. Los amplios desequilibrios del sector exterior y un grado muy elevado de inversión podrían anticipar una "desaceleración del crecimiento" en el periodo 2007/09, pero los fundamentales de deuda permitirían absorber esta desaceleración, indicó la agencia.