El presidente del banco de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher, desestimó el miércoles una amenaza de inflación, incluso con el telón de fondo de un dólar depreciado, y dijo que está preocupado de que el crecimiento económico de Estados Unidos no alcance el nivel del 3% proyectado por los economistas para el año próximo.  Fisher dijo que prevé que el desempleo se mantenga retrasado respecto a la recuperación durante más tiempo de lo usual. "Esta no es una recuperación empleadora", dijo. "Mucha gente ha renunciado a buscar empleo", dijo Fisher. "El desempleo es demasiado alto, y tomará un largo tiempo en retroceder".