La compañía aérea finlandesa Finnair tuvo un beneficio operativo de 16,3 millones de euros (25,2 millones de dólares) hasta junio, un 50,6% menos que en el mismo periodo del año anterior, debido sobre todo al alza del precio del petróleo y a la dura competencia del sector. El beneficio antes de impuestos de la aerolínea cayó un 44% entre enero y junio, al alcanzar los 26,7 millones de euros (41,3 millones de dólares), a pesar de que la facturación creció más de un 5% hasta los 1.122 millones de euros (1.735 millones de dólares). Las ganancias por acción de la compañía fueron de 17 céntimos por título, frente a los 36 céntimos del año anterior, pese a que el volumen de pasajeros creció un 6,6% y el transporte de carga un 15,3%.