El primer ministro francés, François Fillon, señaló hoy que nadie puede saber ahora cuándo acabará la crisis, pero dio por sentado que durará al menos todo este año, al tiempo que confirmó que la economía francesa retrocederá. "Lo que sabemos es que todo el año 2009 será un año de crisis. Luego, tras una crisis de la gravedad de la que vivimos, habrá un periodo bastante largo de reordenamiento de la economía mundial que justifica todos los esfuerzos que estamos haciendo", señaló Fillon en una entrevista a la emisora de radio "Europe 1". Estimó la caída en 2009 del Producto Interior Bruto (PIB) de Francia entre el 1 y el 1,5%, cuando su ministra de Economía y Finanzas había admitido un retroceso del 1,5% al corregir las previsiones gubernamentales que se habían mantenido desde la presentación de la ley de presupuestos el pasado otoño.