La empresa automovilística Fiat planea intentar aliarse con la Corporación Industrial del Automóvil de Cantón (GAIC) en el gigante asiático, tras fracasar su empresa mixta con la firma china Nanjing Auto, confirmó hoy la prensa china. La futura empresa mixta entre Fiat y GAIC, socia también en el país de Toyota y Honda, planea invertir 4.300 millones de yuanes (468 millones de euros, 629 millones de dólares) en una fábrica de vehículos en la localidad cantonesa de Panyu, según los portales oficiales del Ministerio de Medio Ambiente de China y del gobierno de la provincia de Cantón. Se espera que la planta alcance una capacidad de producción de 140.000 unidades al año, aunque para poder salir adelante, la creación de la empresa tiene que ser aprobada primero por la Comisión Nacional para la Reforma y el Desarrollo, y la construcción de la fabrica por las autoridades medioambientales cantonesas.