Fiat anunció el viernes que no asistirá a la reunión con las autoridades alemanas, pero reiteró su interés en Adam Opel GmbH, filial de General Motors Corp. En un comunicado remitido a la bolsa de valores italiana, el consejero delegado de Fiat, Sergio Marchionne, señaló que el grupo sigue abierto y comprometido a continuar las negociaciones con las partes implicadas" en la operación Opel.
En el comunicado, Marchionne dijo que Fiat propuso un plan para Opel que limitará los costes sociales del proceso de integración y conllevará "importantes sinergias" derivadas de la compartición de plataformas, componentes y motores.

Marchionne también dijo que Fiat no podía llevar a cabo la diligencia debida adecuada sobre las actividades de Opel porque no se le daba acceso total a las cuentas financieras de Opel, por lo que no le era posible presentar una propuesta de fusión adecuada y justa para General Motors como vendedor y para Fiat.

En cuanto a la "última ronda de peticiones" según la cual Fiat tendría que aportar fondos de urgencia a Opel mientras el gobierno alemán determina el momento y las condiciones exactos de la financiación provisional, Marchionne señaló que no era "razonable espera que Fiat aporte fondos".