Ferrovial ha vendido la participación que tenía en diferentes aeropuertos australianos a través de su filial BAA a la sociedad local Hastings Funds Management. En concreto, Ferrovial ha vendido una participación del 19,8% en los aeropuertos de Melbourne y Launceston y el 15% en el aeropuerto de Perth. La operación le reportará unos ingresos próximos a los 490 millones de euros.