Ferrovial ha contratado a Morgan Stanley para vender la filial de BAA que gestiona propiedades inmobiliarias en torno a los aeropuertos. Distintos diarios calculan ingresos de entre 900 millones y 2.000 millones de euros por la venta de estos activos. La enajenación se enmarcaría en el proceso de reducción de la abultada deuda que la española asumió tras comprar el gestor de aeropuertos británico por 15.000 millones de euros.