El grupo constructor está preparando la venta del aeropuerto de Belfast, valorado en unos 100 millones de libras, informa The Sunday Times. Ferrovial, que gestiona el aeródromo a través de su filial BAA, habría nombrado al gabinete de auditoría KPMG para gestionar la operación. El mes pasado la Comisión de Competencia dijo en un informe preliminar que la propiedad de BAA de siete aeropuertos en Escocia y el sureste de Inglaterra reduce la competencia, lo que ha reforzado la posibilidad de que se vea obligado a vender alguno de ellos.