El grupo Ferrovial conservará el aeropuerto de Nápoles-Capodichino tras el acuerdo alcanzado entre el Gobierno italiano y la Unión Europa para desarrollar nuevas infraestructuras en la región de Campania. Las nuevas inversiones incluyen un segundo aeropuerto en Grazzanise, en cuyos concursos de construcción y gestión pretende participar Ferrovial. Además la compañía seguirá invirtiendo en el aeródromo de Nápoles, donde creará un área de restauración y renovará la zona comercial de aquí a 2010.