El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, insistió hoy en que "es fundamental adoptar ahora reformas estructurales" tanto en el mercado laboral como en otros sectores productivos para que España no se encuentre con "serias dificultades" para converger con los países desarrollados cuando escampe la crisis.   A su parecer, el mercado laboral y otros mercados "precisan un marco más competitivo y flexible" para situar a España en una buena posición de partida para afrontar el nuevo escenario que se abra cuando la economía internacional se recupere.