La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vegaha defendido  que la subida del IVA no tendrá una gran incidencia en una caída del consumo porque es una subida "suave", que, además, no afecta a los productos de primera necesidad.

"Al ser una subida suave del impuesto, la incidencia sobre el consumo va a ser insignificante", subrayó Fernández De la Vega, en declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press, y recordó que España es el país de la Unión Europa con el IVA más bajo.