El presidente de BBK, Mario Fernández, pronosticó hoy "sorpresas inesperadas" con "resultados muy preocupantes" en "un determinado número de entidades de crédito" durante el primer trimestre o la primera mitad del año 2010, que calificó de "extraordinariamente complejo". Por esta causa, insistió en que el actual "es el peor año" para iniciar la fusión con Kutxa y Vital y situó la operación a finales de 2011, "como poco".