FCC prevé poner en marcha antes de fin de año una nueva filial dedicada al diseño y ejecución de planes de eficiencia y ahorro energético para terceros, con la que dará así un nuevo impulso a su recién creada división de energía.
La constitución de la nueva firma cuenta ya con el visto bueno de los órganos de dirección del grupo que controla Esther Koplowitz, que finalmente ha optado por conformar una empresa propia tras descartar la idea inicial de comprar una firma del sector ya operativa.

La nueva sociedad del grupo de construcción y servicios dependerá de la división FCC Energía y se dedicará a elaborar proyectos para mejorar la eficiencia energética de proyectos y edificios para otras empresas.

Esta empresa se complementará con otra nueva filial, en este caso especializada en obras de rehabilitación relacionadas con temas de mejora de sostenibilidad y ahorro energético. Esta firma dependerá de FCC Construcción y surgirá de la reestructuración que está llevando a cabo esta tradicional división constructora del grupo.

La constitución de la dos sociedades, anunciadas en la última junta de accionistas de FCC, supone así un paso adelante en la apuesta por la 'energía verde' que la compañía realizó cuando en mayo de 2008 presentó el plan estratégico que actualmente desarrolla.

El plan incluyó la constitución de la división FCC Energía, que se sumó al resto de las que componen el 'core business' del grupo (construcción y concesiones, cemento y servicios) y que a cierre del pasado mes de septiembre ya aportó ingresos por 56 millones y un Ebitda de 44,5 millones.

La nueva rama arrancó con la compra de catorce parques eléctricos que suman 420,7 megavatios (MW) de potencia y otros dos fotovoltaicos (20MW), por una inversión global de unos 900 millones. También abarca el negocio del grupo en generación de energía a partir de la gestión y tratamiento de residuos sólidos urbanos, actividad que actualmente desarrolla en cuatro plantas que suman 104 megavatios (MW) y han supuesto una inversión de 305 millones de euros.

En FCC Energía se circunscribe asimismo la inversión de 600 millones de euros prevista por el grupo para entrar en el negocio termosolar mediante la promoción de dos plantas que esperan recibir en breve la preceptiva autorización por parte del Ministerio de Industria.

Una instalación se levantará en Palma del Río (Córdoba) en alianza con el grupo Abantia, y la otra en Villena (Alicante), en asociación por Enestar y con Técnicas Reunidas como socio para desarrollar el proyecto. Contarán con una potencia de 50 MW cada una.