El presidente del grupo FCC, Baldomero Falcones, aseguró hoy que la compañía mantiene sus previsiones de crecimiento para 2009 -del 3 por ciento para los ingresos y del 4 por ciento para el beneficio ordinario-, si bien reconoció que se trata de un objetivo "tenso y difícil de cumplir". En la rueda de prensa previa a la junta general de accionistas, Falcones explicó que el primer trimestre del año (en el que FCC redujo sus ganancias más del 60 por ciento) ha sido "muy duro", a pesar de lo cual la evolución de la compañía está en línea con el presupuesto para este ejercicio, según el cual los resultados mejorarán a partir del segundo semestre.