FCC mantiene sus objetivos de cerrar 2006 con un incremento superior al 20% en el beneficio neto atribuible y en el beneficio bruto de explotación (EBITDA), y del 15% en la cifra de negocio.
FCC anunció hoy que su beneficio neto del primer semestre del año creció el 33,9%, hasta 258,5 millones de euros, mientras que el EBITDA aumentó a un ritmo del 28,5% y la cifra de negocio, del 19,8%, impulsados por las nuevas adquisiciones. El consejero delegado del grupo, Rafael Montes, señaló ayer, durante la presentación de su última adquisición, Alpine, que si el grupo constructor pudiera consolidar este año las seis empresas compradas desde enero -ASA, SmVAK, Cementos Lemona, Uniland, WRG y Alpine-, cerraría 2006 con unos ingresos de 11.693 millones de euros, un 65% más que el año pasado, y un EBITDA de 1.756 millones, con un aumento del 78%. En cualquier caso, las operaciones corporativas efectuadas desde principios de año -Alpine y la británica Waste Recycling Group en julio- le permitirán conseguir con más de un año de adelanto los objetivos de su Plan Estratégico 2008: unos ingresos de 12.000 millones y un EBITDA cercano a 2.000 millones. Esas adquisiciones le han costado al grupo cerca de 4.000 millones de euros, destacó Montes, quien insistió en que FCC todavía tiene capacidad de endeudamiento. Según los resultados presentados hoy, FCC invirtió en los seis primeros meses del año 984 millones de euros, tres veces más que en el mismo período de 2005.