FCC cuenta con cuatro plantas con capacidad de generar energía a partir de la gestión y el tratamiento de residuos sólidos urbanos que suman una capacidad atribuible de 104 megavatios (MW) y en los que la empresa ha realizado una inversión de 305 millones de euros. La obtención de energía con el tratamiento de basuras domésticas constituye uno de los "objetivos prioritarios" para los próximos años del grupo controlado por Esther Koplowitz, según indicaron a Europa Press en fuentes del grupo. FCC, que se posicionó en el sector energético en mayo de 2008, considera que la basura puede ser la energía renovable "más accesible", dado que se trata de un recurso inagotable.